Puente de Astilleros - Puentes del rio Turia

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Puente de Astilleros

Puentes
 

Puente de Astilleros

Siglo XX

86 anys del Pont de les Drassanes


E
stá casi en el puerto en el Barrio de Nazaret. Se inauguró el 14 de noviembre de 1931 y El coste de la obra no supero el presupuesto aprobado, de 1.931.275,25 pesetas de la época, pues tuvieron problemas con el terreno fangoso y hubo que cimentarlo sobre pilotes de hormigón, algunos de los cuales están clavados a más de 12 m. de profundidad.

Su longitud es de 175 metros y su anchura de 25, además tiene dos grandes rampas de acceso, de 195 y 105 metros de longitud.
Está formado por cinco tramos rectos, de hormigón armado, cada uno de 23 metros entre los ejes de las pilas, y cuatro tramos, también rectos, de 9,45 metros entre ejes de apoyo, separados de los anteriores por pilas estribos aligerados en su centro.

L
as aceras van voladas sobre los parámetros y apoyadas en sus extremos en las pilas, y en el centro en una gran ménsula de piedra artificial.

Está construido en hormigón armado y piedra artificial. Los barandales están compuestos de hierro
fundido ornamentado entre pilastras de hormigón para apoyo de las farolas.

En su origen tuvo una zona central con adoquines y raíles para el paso de los tranvías, que posteriormente
fue eliminada y transformada en calzada para el tráfico.

El puente de Astilleros une el Puerto y la Comandancia de Marina con el barrio de Nazaret, una zona degradada socialmente
.

Estilo: Art Decó

La construcción del proyecto fue a cargo de los ingenieros:

Federico Membrillera y Luis Dicenta Vera

Dirección: Camino de la Moreras - Avda. del Ing. Manuel Soto


La vieja aspiración de comunicación entre Nazaret y demás poblados marítimos, insatisfecha por la triste y agónica vida del puente viejo de hierro hasta que se lo llevo la riada de 1949, quedó vislumbrada con la construcción del nuevo Puente el 14 de noviembre de 1931. Cabe decir, sin embargo, que el proyectado «Puente del Príncipe Asturias» en tiempos de la dictadura de Primo de Rivera, fue inaugurado como «Puente de Astilleros» por las autoridades valencianas de la recién proclamada Segunda República, el gobernador Francisco Rubio alcalde Vicente Alfaro (el mismo que vivió la alquería de Nazaret en la actual C / Francisco Falcons 26).
El nuevo acceso liberaba la ciudad de enorme tráfico de carros por el puente del Mar eliminando el deterioro medioambiental y físico que conllevaba, descongestionaba el camino del Grau, e inauguraba un nuevo acceso al puerto para toda la mercancía procedente por ferrocarril y por carretera de l'Horta Sud y la Ribera. (De paso -así de claro! -, había propiciado una mejora en la comunicación de Nazaret con el resto de la ciudad de Valencia por el camino de Monteolivete, si bien nada que ver con el «paseo» que inicialmente se proponía ...) . Y además contribuía a la dinamización de toda la industria resguardada en su entorno.
Según Inmaculada Aguilar, este puente fue una de las obras públicas más importantes realizadas en Valencia en los años anteriores a la Segunda República española. Un puente caracterizado por tener en su base un planteamiento intermodal (tráfico rodado, tranvía, peatonal) ... Uno de los rasgos más característicos fue la fabricación en hormigón armado: «Su sistema de construcción y cimentación, su resistencia y capacidad , y su carácter formal y artístico en pilas, barandillas, alicatados cerámicos, alumbrado, que permiten tener el estilo decó tan en boca en aquellos años »fueron algunas de sus características más relevantes. De tal manera que «el puente de Astilleros es un ejemplo de la ingeniería en la década de los años veinte», y «uno de los puentes más interesantes y menos conocidos de Valencia».

Sin embargo a lo largo de su historia ha sufrido un deterioro que ha motivado diversas intervenciones: cuanto al aspecto estructural, una reparación completa en 1997, la reparación y renovación de las barandillas, aceras y asfaltado con motivo del evento de la Copa de América en 2007, y las obras de adaptación del cauce del río y el asfalto para la celebración del Circuito de la Fórmula 1 que ocasionó la pérdida prácticamente total de dos de sus ojos; y en cuanto al aspecto decorativo en la actualidad se encuentra gravemente dañado el alicatado cerámico de los tímpanos y detalles ornamentales debido a la instalación de tuberías, etc en ambas fachadas. Por no hablar del contexto inmediato: un río histórico convertido en cloaca, un puente medio sepultado, rodeado de espacios en ruinas debido a pretendidas «glorias» de Valencia ... Hay que valorar, por tanto, la significación de las características artísticas, arquitectónicas ingeniería de este monumento «entre la tradición y la modernidad». Hay que valorar el papel histórico que ha desarrollado como vertebrador del territorio adyacente interrelacionando la urbanización, las industrias, talleres y medios de comunicación.
Hacerlo de verdad quiere decir poner en marcha una importante restauración y también adecuar el entorno inmediato de tal manera que un entorno decente ponga de relieve la monumentalidad del puente, ya la inversa esta dignifique un entorno demasiado tiempo deteriorado. El 14 de este mes de noviembre el Puente de Astilleros, que ha sobrevivido los bombarderos de la guerra del 36 y los desfiles riadas de 1949 y 1957, cumplió 85 años. Pero no nos encontramos con corazón de cantarle «Cumpleaños feliz» Será posible algún día?

Ramon Arqués grado 18.11.2016 | 04:15 - Levante-EMV

Visita más Puentes del rio Turia :

http://www.adriver.org/ParcFluvialdelTuria/puentes.html

 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal